S?bado, 27 de febrero de 2010

Aquella noche Rivalino Mafra Da Silva se despertó en el catre de su chabola de Duas Pontes como en una pesadilla. Algo parecido a un silbido se filtraba por toda la casa. Miró a la oscuridad del patio interior y vio dos seres vaporosos, muy bajos, que avanzaban. En la habitación contigua sus hijos rezaban arrodillados. De pronto, algo como el eco metálico se fue convirtiendo en una voz perfectamente audible.

"¡Ese parece Rivalino, vamos a matarlo!"


Tags: Historias del Miedo

Publicado por snoopy2 @ 14:43  | Historias del Miedo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios