viernes, 09 de abril de 2010

Los jovenes altamente agresivos sentirian gozo al presenciar escenas de dolor ajeno

Se ha publicado recientemente en la revista Biological Psychology, mediante un estudio de la Universidad de Chicago de Los Estados Unidos, que los niños y jóvenes que de alguna forma resultan ser demasiado agresivos, los mismos que se identifican por que son quienes propician las peleas, o quienes las provocan de alguna forma, aquellos niños y jóvenes que gozan viendo sufrir a sus compañeros o en todo caso se deleitan molestando y amenazando a otras personas de su entorno, podrían encontrar el deleite supremo en este tipo de conflictos, hecho que resulta lamentable e intimidante por la peligrosidad de los hechos.

Estas investigaciones fueron realizadas mediante diferentes equipos científicos entre ellos escáneres que van a escanear nuestras ondas cerebrales, donde se pudo apreciar que al momento de que aquellos niños que se les podría denominar excesivamente agresivos, al mostrárseles imágenes y videos donde se presenciaba escenas violentas, se activaban áreas del cerebro que denotaba según los investigadores placer y deleite.

Pero a diferencia de aquellos chicos que no se registraba una conducta agresiva, el estudio dejo entrever que el deleite y gozo no era parte de su reacción cerebral.

Estos resultados dieron mayor información de la esperada, y a la vez trajo mucha sorpresas, ya que la actividad cerebral que arrojaban los estudios de aquellos niños y jóvenes con grado de agresividad alta, no era esperada, pues había la creencia que estos más bien eran fríos antes el sufrimiento ajeno es por ello que actuaban así, no se sabía que en vez de resultarles indiferente el dolor ajeno, estos niños y jóvenes agresivos disfrutaban con el dolor de sus contemporáneos a los que maltrataban o amenazaban.

Asimismo se precisó, que aquellos niños que son excesivamente agresivos carecen del poder de auto regulación de los actos.

Asimismo, la Dra. Decety, en uno de sus estudios, los mismos que realizo a inicios de años, concluyo que la empatía entre los niños de 7 a 12 años es natural con las personas que exteriorizan dolor, por lo que cuando los niños ven una imagen o presencian el dolor de otra persona su cerebro activa la zona relacionada con el entender que vivimos en sociedad y el desarrollo del razonamiento moral del individuo, por ello sienten el dolor que aquellos niños sentirían si fueran ellos los heridos.

Todas estas investigaciones ayudan a los científicos expertos en la materia a entender mejor los patrones de agresión y de alguna forma a desarrollar nuevas terapias que ayuden a socializar a aquellos jóvenes y niños altamente agresivos para nuestra sociedad.


Tags: Noticias

Publicado por snoopy2 @ 23:05  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios