Viernes, 29 de octubre de 2010
Aquel era el mejor d?a de su vida?.. Al fin la tenia a su lado, con aquel vestido de novia que tan bien le sentaba, la sent?a suya. Nada ni nadie se la arrebatar?a.Encendi? la peque?a linterna y su...

Aquel era el mejor d?a de su vida?.. Al fin la tenia a su lado, con aquel vestido de novia que tan bien le sentaba, la sent?a suya. Nada ni nadie se la arrebatar?a.
Encendi? la peque?a linterna y su escasa luz ilumin? el rostro de su amada. ?Era tan bella! Sab?a que no se despertar?a, pero a?n as? tem?a molestarla, perturbarla?..?era tan bella!
Record? los sinsabores de una relaci?n que duraba a?os, cuando la conoci?, una fr?a ma?ana de septiembre. Apenas contaba con diez a?os y hasta ese d?a jam?s se hab?a fijado en alguna ni?a como no fuera para empujarla o para chincharla tir?ndole de la coleta??Ella lo cambio todo. La vio entrar, acompa?ada de la Srta. Chelo qui?n la present? a toda la clase como la chica nueva del curso.
Si, dijo su nombre, pero el no lo averigu? hasta un tiempo despu?s, tal era el estado de shock que le hab?a producido ver el brillo de sus ojos. Desde aquel d?a su vida se convirti? en una sombra de ella. No se molestaba ni en responder a los amigos cuando le preguntaban si quer?a jugar a f?tbol. El solo ten?a ojos para ella. Poco a poco se fue aislando, se convirti? en un ser solitario, pero a su forma feliz. Re?a con ella cuando ella lo hac?a, se apasionaba cuando la ve?a jugar con sus amigas a la comba en el colegio, o a la goma, o al sambori?.el viv?a a trav?s de ella, pero siempre en la distancia, desde su atalaya, junto al ?rbol en el que tatu? con su navaja el primer coraz?n que pinto para ella. No se atrevi? a escribir su nombre. Le pertenec?a solo a ellos y nadie ten?a derecho a saberlo.
Poco a poca las cosas se fueron complicando. Al principio fueron tan solo unas peque?as travesuras. Alguna mochila rajada el clase cuando nadie le ve?a era su venganza cuando alguna ni?a hac?a aflorar l?grimas a los ojos que eran los due?os de su coraz?n. Pero al ir creciendo ellos empezaron a mirarla de otra forma y una mochila rota no parec?a importarles as? que tuvo que recurrir a m?todos m?s dr?sticos?..
Un empuj?n disimulado de accidente al borde de la escalera?. Alguna cerradura rota en los lavabos a ?ltima hora de colegio??. Pero sus esfuerzos fueron recompens?ndose a medida que ella adquir?a fama de tener mal ag?ero. Poco a poco se convert?a en un ser solitario como el y sinti? por primera vez que podr?a acercarse y decirle lo que sent?a desde el d?a que entro en clase. Poco pod?a sospechar el que su respuesta a su declaraci?n de amor iba a ser una orden de alejamiento.
?l achaco a sus diecisiete a?os el que no hubiera entendido por que la defend?a de ese modo y que no hab?a nadie en el mundo que le quisiera como el. Tampoco le importaron ni los esc?ndalos ni los a?os de terapias in?tiles con medicuchos que cre?an saberlo todo. ? Ja!......si ellos hubieran imaginado como se re?a de ellos. Como les dec?a todo aquello que ellos quer?an o?r?. Por eso la dej? marchar, le dio tiempo el sab?a que ser?a suya?
No le import? verla evolucionar desde la distancia de una jovencita a una bella mujer y aunque ellos se segu?an acercando no duraban??siempre sufr?an alg?n ?accidente?. Hab?a adquirido mucha pr?ctica despu?s de tantos a?os. Pero entonces apareci? el??. Aquel despreciable gusano ten?a la suerte del diablo. Ning?n ?ngel de la guarda podr?a haber trabajado tanto por nadie. Con el lo intento todo; en el coche, en el trabajo e incluso en sus excursiones por la monta?a??..siempre se libraba de sus artes casi sin darse cuenta de la suerte que ten?a??nunca lleg? a sospechar siquiera que alguien atentaba con su vida, as? que cuando le pidi? matrimonio a su chica no le quedo m?s remedio de adelantar sus planes?? Ella ser?a suya o de nadie.
Lo f?cil fue tener acceso al personal del enlace. Unos peque?os retoques de cirug?a y el tiempo pasado lejos de su vista hicieron que ella no lo reconociera cuando le sirvi? la copa. M?s complicado fueron las horas de estudios requeridos para generar una combinaci?n de venenos que no dejaran rastros y que no da?aran la exuberante belleza de su amada. Deb?a de estar inmaculada para el viaje que iban a realizar juntos. Y casi imposible fue permanecer quieto y callado mientras transportaban el f?retro desde el coche f?nebre hasta la sepultura. Ayudo bastante su escasa corpulencia y lo exiguo del espacio existente. Burlar la vigilancia de los celadores del tanatorio tras cargar el f?retro en el coche no le requiri? m?s que un peque?a transacci?n de dinero?.. A fin de cuentas eran hombres en horario de trabajo y si algo sabia La Juani era como atraer la atenci?n de cualquier hombre cuando se sub?a a aquellos tacones de v?rtigo y hac?a bailar su mini falda al comp?s de sus bamboleantes caderas. Eso y un poco de teatro lacrim?geno hizo el resto.
Ahora, a dos metros bajo tierra, supo que todo hab?a merecido la pena. La volvi? a mirar??Tan bella??vestida para el?..perfumada como el d?a de su boda??
Si, hoy era el d?a m?s feliz de su vida y brind? por ello, en la copa que ella utiliz? y con el elixir que le dar?a la felicidad??.la felicidad eterna junto a su amada. A partir de ahora ser?a suya para siempre.

Manuel Fuentes

Publicado por snoopy2 @ 15:53  | Grandes Relatos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios