Viernes, 29 de enero de 2010

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Cádiz halla dos esqueletos de época neolítica abrazados en las obras de un campo de hockey en San Fernando.

Un equipo de arqueólogos, comandado por el profesor de la Universidad de Cádiz Eduardo Vijande Vila, ha datado en San Fernando (Cádiz) el abrazo más antiguo que se conoce en el mundo, el de dos esqueletos de la Edad del Bronce, del periodo neolítico, que se han encontrado acurrucados en un enterramiento individual, uno de los casi 300 que pudo llegar a albergar la necrópolis descubierta a raíz de las obras para levantar un campo de hockey en la localidad.
Los cuerpos, de unos 6.000 años de antigüedad según el análisis del carbono 14 realizado sobre los huesos, ya se conocen entre los especialistas como "los enamorados". Los estudios demuestran que el cuerpo de la derecha pertenece a un adulto de entre 35 y 40 años, de sexo indeterminado, y el de la izquierda, a una niña de unos 12 años. La "intencionalidad" de enterrar a dos personas en posición fetal en un único hueco demostraría, según las conclusiones de la antropóloga Mila Macías, un "fuerte vínculo afectivo" entre ambos. Sólo el ADN podría desvelar si entre ellos hay una relación familiar.
La muerte debió sobrevenirles prácticamente a la vez, pues de lo contrario los cuerpos no podrían aparecer tan entrelazados. En los restos, localizados con un cuidado exquisito, se han encontrado restos de pigmentos ocres, depositados a sus pies, así como diversas agujas de hueso, posiblemente de un tocado del peinado, pues se encontraron próximas al cráneo del adulto.



“No hay duda acerca de la intencionalidad por parte de los que efectuaron el enterramiento de que hubiese contacto físico entre ambos individuos...”

Pese a lo singular de este hallazgo, "los enamorados" no son el principal legado histórico de esta necrópolis, en la que ya se han documentado hasta 83 individuos. En cambio, si es el más "emocional", pues sólo hay un abrazo que compite en antigüedad en el mundo con el de la isla: el hallado hace pocos meses en Mantua (Italia), de entre 5.000 y 6.000 años, conocido como "los amantes de Valardo". Además, destaca el buen estado de conservación de los restos hallados por Vijande y su equipo, unos huesos que no se han separado -para lo que se ha seguido un proceso lento y delicado- y que están siendo restaurados para exponerlos en el Museo Histórico Municipal de San Fernando a lo largo del presente año.
La "impresionante" necrópolis que escondía el municipio es muy valiosa porque da fe de un número elevado de pobladores en un territorio "que por esas fechas era una completa isla separada con respecto al continente por cientos de metros". "Eso haría preciso -puntualiza el profesor- unos mínimos conocimientos de navegación para el intercambio de productos", como cuentas, colgantes de ámbar o turquesas, de los que se han encontrado restos como parte de ajuares. También se han localizado restos marinos, que usaron como adornos, y que dejan entrever su dieta.
Ahora el reto está en estudiar las formas de vida de estos hombres y sus relaciones sociales en función de clase, un proceso en el que los investigadores confían en lograr apoyo institucional. Como explica Vijande Vila, "a pesar de las escasas ayudas económicas a la investigación", las conclusiones preliminares sobre el yacimiento de San Fernando ya se han expuesto en un encuentro internacional en el Algarve (Portugal), ante expertos de Marruecos, Francia y Alemania.


Artículo extraido de
www.Ikerjimenez.com


Tags: Un Abrazo de 6000 Años

Publicado por snoopy2 @ 15:48  | Grandes Hallazgos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios